Home
  Noticias
  La Otra Venezuela
  Artículos
  Biografías
   
 

  Otros Meses
 





Art & Pro Producciones


Desarrollado por:
eStudio Pro










  Visita la guía más completa de Comics & Animé
             Venezuela, Octubre 22 de 2014
   






    
09/12/2003
LA GRAN SABANA, RECORRIDOS INOLVIDABLES    

Fuente consultada:
www.eluniversal.com/2003/12/07/guia1.shtml

Hay servicio de autobuses y vuelos comerciales que llegan hasta Santa Elena de Uairén, ¿la capital de La Gran Sabana¿, pero recomiendo que vaya en vehículo propio para un disfrute mucho más completo.

Con la vía asfaltada todo el camino entre Ciudad Guayana y Santa Elena (y con su continuación por Brasil), puede transitar toda la ruta principal en cualquier carro. No es necesario tener 4x4, a menos que quiera explorar los desvíos hacia Kavanayén o El Paují.

Sin embargo, si no tiene carro, entre los campamentos que venden paquetes completos con paseos y las numerosas compañías basadas en Santa Elena que ofrecen una variedad de tours desde el recorrido básico de los principales atractivos cerca de la carretera hasta excursiones para subir al Roraima, aún puede aprovechar todo según su gusto.

Una gran ayuda para referencias a sitios de interés son las señales viales al lado de la carretera que empiezan con kilómetro cero en El Dorado.

Lo ideal, si anda en carro, es quedarse en Las Claritas (km 85; a poco del límite norte del Parque Nacional Canaima) la noche antes de empezar la ruta de La Gran Sabana, para darse un día completo, sin presiones, para admirarla. La distancia entre el km 85 y Santa Elena es apenas 251 km, pero con tantos atractivos, seguramente va a necesitar todo el día.

Evaluando las opciones
En el km 85, las mejores opciones de hospedaje son el Campamento Anaconda (0286-923.7966; que vende la opción de estadía en sus amplias cabañas más desayuno y cena por Bs. 35.000 pp, además de planes completos con excursiones - 3N/4D todo incluido hasta con el traslado desde Puerto Ordaz - Bs. 486.780 pp ocup. doble; estacionamiento dentro del complejo amurallado) y Chalet Raymond (10 cuartos con agua caliente, tv por cable, neverita, estacionamiento dentro del complejo; el número que me daba no está funcionando; el precio en 4/03 fue Bs. 20.000 para dos).

El primer tramo del Parque Nacional Canaima (cuyo límite norteño es La Piedra de la Virgen) atraviesa la Reserva Forestal Imataca en la Serranía de Lema. Tome bastante precaución si hay lluvia, ya que la serpenteante vía subiendo por las montañas se pone muy resbaladiza. Vale la pena detenerse con frecuencia para andar a pie al margen de la carretera y observar la variedad de flores, incluso unas bellas orquídeas.

En este tramo, también se encuentra el Salto del Danto (km 119,7). Este atractivo, como todos en la ruta, está bien identificado por un aviso al lado de la carretera.

Cuando sale del bosque, al frente tendrá su vista inicial de la Gran Sabana. No importa si es su primera o décima visita, siempre lo dejará sin aliento. La inmensidad de la sabana con sus ondulantes tierras salpicadas con morichales y comunidades pemón e impresionantes tepuyes al fondo es algo que es imposible apreciar sin verla. No hay una foto que pueda captar todo en una sola toma.

Entre la base militar de Luepa (km 143,5) y Kamoirán (km 176), esté pendiente de las grandes cantidades de orquídeas de tierra, con tallos altos y una ¿bolita¿ de delicadas flores encima que van desde blanca hasta fucsia.
Cuando salga del carro para verlas, también fíjese en las interesantísimas plantas carnívoras como la pequeña Drosera roraimae, de rojo brillante y ¿hojas¿ con un gran número de apéndices que le dan un aspecto piloso. Una vez que el insecto toca uno de estos apéndices, queda adosado al mismo y los tentáculos circundantes comienzan a moverse en dirección de la presa, sujetando al insecto y cubriéndolo con sus gotas de mucílago que contienen las enzimas digestivas. La arena es tan blanca como la nieve y también puede observar enormes nidos que parecen como colmenas de tierra pertenecientes a las termitas.

La tierra de la sabana es sumamente frágil, así que cuando camine para observar la flora, intente no pisar ninguna mata y no saque nada, en absoluto, del parque, excepto fotos.

Entre saltos

A lo largo de toda la ruta hay muchos saltos hermosos. Si tiene 4x4, puede tomar el desvío (km 147) hacia la Misión de Kavanayén para conocer el Chinak-Merú (Merú significa salto en la lengua pemón), preferiblemente en la mañana cuando el sol esté pegándole, un lindísimo y ancho salto con una caída de más de 100 m. El acceso está señalado en la vía, con salida desde la comunidad indígena de Iboibó donde se consiguen traslados en bongos.

Entre los saltos pegados a la carretera principal, con acceso en carro normal, están el Kama-Merú (km 201,9; donde los pemones ofrecen desde espacio para montar carpas hasta cuartos y churuatas individuales con camas y baños, dos restaurantes, una bodeguita), Arapán-Merú (Quebrada Pacheco, km 238; con alojamiento rústico en churuatas, unas con hamacas, otras vacías que ofrecen algo de protección y acceso a letrinas externas pero nada más) y Quebrada de Jaspe (km 273,5) con el fondo del río y los escalones de la cascada de semipreciosa jaspe, de colores naranja-rojizo (el mejor momento para tomar fotos aquí es al mediodía ya que a otras horas, cuando el sol está entrando en ángulo, los árboles dan sombra y los colores no salen muy
fuertes).

San Francisco de Yuruaní (km 250) es una comunidad pemón grande con varias ofertas de hospedaje básico y restaurantes (los últimos, por lo general, con servicio sólo en temporada alta o para grupos grandes). Igualmente, es el punto de partida para Roraima (el tepuy más alto, 2.810 metros sobre el nivel del mar, en La Gran Sabana) y Kukenán (cuyo salto Kamaivak-Merú es la segunda caída libre más larga en el mundo, 610 metros) que dominan el horizonte oriental.

Legal y lógicamente, hay que usar guías pemones, ya que ellos conocen muy bien las rutas tanto para poder cruzar los varios ríos como para la subida de los tepuyes. Se ofrecen desde sólo baquianos y portadores hasta planes con todo (tiene que llevar solo sus cosas personales). La recomendada por muchos operadores en la zona para organizar excursiones hasta Roraima es Ana Matilde López; mountroraima@cantv.net.

Santa Elena de Uairén es el sitio más cómodo para usar como base, con 22 ofertas de posadas, campamentos y cabañas (además de varios hoteles tradicionales) para cualquier gusto y bolsillo; estaciones de servicio y talleres mecánicos, restaurantes y comercios de todo tipo, bancos, terminal de pasajeros, aeropuerto, taxis, toyoteros que ofrecen traslados hasta El Paují, agencias de turismo para arreglar tours por toda la Gran Sabana y hasta cyber-cafés.

Si está sin carro propio, quédese en la ciudad para poder andar a pie, pues todos los servicios están a cuestión de cuadras.

Para hospedarse

Entre mis opciones favoritas de hospedaje están (todas, aparte de tener agradables instalaciones, cuentan con el trato personalizado de sus amables dueños). En la parte céntrica de la ciudad: Cabañas Friedenau (0289-995.1353; temporada baja/alta: suites para dos personas- Bs. 30.000/Bs. 35.000; cabañas con cocina para 4-9: Bs. 45.000-Bs. 90.000/Bs. 50.000-Bs. 100.000; plan con desayuno y cena: 2+ - Bs. 30.000/Bs. 35.000 pp).

Un poco más alejado está el campamento Kiamanti (0289-995.1952; 15 sencillas y cómodas cabañas y 8 cuartos para dos, piscina, entorno supertranquilo, restaurante con tv por cable, bar, comedor; hospedaje más desayuno y cena: 2+ - Bs. 30.000 pp); Campamento Ya-Koo (0289-995.1332; vía Sampay, 14 cuartos amplios en cabañas; módulo grande con el comedor, bar, área social con tv por cables y videos; jacuzzi natural en el río por un lado; D/T/4 - Bs. 32.500 pp incluye desayuno y cena) y Villa Fairmont (0289-995.1022; Urb. Akurimá; complejo amurallado con un restaurante-tasca enorme, Churaney Akurimá -abierto al público y con sabrosa comida y una parte contigua con mesas de pool; en un módulo aparte, 8 atractivos y generosos cuartos con AA, tv por cable y neverita; temp. baja/alta: D/M -Bs. 45.000/Bs. 50.000). Todas con baño y agua caliente.

Por el poco movimiento turístico, las posadas en El Paují están trabajando sólo en temporada alta y si hay suficientes reservaciones para que valga la pena abrirlas.

Recomiendo adquirir el mapa, la Gran Sabana, publicado por Roberto Marrero, disponible cualquier parte en Santa Elena y en muchas tiendas de camping en Caracas.

Otras Noticias:


PRIVACIDAD | ACCESIBILIDAD

© 2004 VenezuelaA - La Revista de divulgación Nacional de Venezuela
info@venezuelaa.com
Caracas - Venezuela