Home
  Noticias
  La Otra Venezuela
  Artículos
  Biografías
   
 

  Otros Meses
 





Art & Pro Producciones


Desarrollado por:
eStudio Pro










  Visita la guía más completa de Comics & Animé
             Venezuela, Julio 29 de 2014
   






    
23/05/2004
SIETE DÉCADAS DE DULZURA Y MUCHO SABOR    

Fuente consultada:
www.eluniversal.com/2004/05/23/23292a.shtml

El aroma que recorre cada esquina de la casa #70, de la calle Amadores, de La Pastora, provoca romper cualquier dieta, porque las tortas que preparan "Las Suárez" han sido una dulce tentación desde hace siete décadas.

Cuenta María que su mamá Neria y sus dos tías Teresa y Narcisa comenzaron con estos menesteres, con la diferencia de que hasta hace algunos años se preparaban, además de las esponjosas tortas, pasapalos, comidas y todo lo que significara una celebración.

Un joven equipo de 12 personas constituyen el pilar de este minucioso trabajo que comienza desde las 6:00 de la mañana y termina cuando la última torta ha sido finamente decorada con los elementos y los motivos escogidos por el cliente. "No hay horario fijo de salida, para nosotros lo más importante es que todo quede perfecto, porque además del cuidado que ponemos al prepararlas, el decorado cuenta como parte de nuestra imagen", destacó Suárez.

De tradición

Dos generaciones han mantenido en alto el apellido Suárez. En estos momentos, junto a María está su prima Nancy, quienes día a día están pendientes de lo más mínimo, desde que están abastecidos con todos los ingredientes, cuidadosamente escogidos, hasta que el último detalle esté tal cual como se los encargaron.

Para ellas, no hay límite. Hay tortas pequeñas y grandes, todo depende de la cantidad de invitados. El cálculo se hace por experiencia y no hay motivo que no esté a su alcance para plasmarlo sobre ese pastillaje blancuzco a base de azúcar y limón. Relieves, muñecos, elementos religiosos, flores y un sinfín de dibujos y decorados hacen de estos pasteles un elemento esencial para matrimonios, cumpleaños, bautizos y mucho más.

Se come todos los días

En los alrededores del establecimiento no se divisan muchas máquinas, pero los moldes, paletas, mangas, y batidoras de mano son sus herramientas para alcanzar el punto exacto en cada una de las recetas. Suárez explica que "la mayoría de las cosas se hacen a mano porque con las maquinas no quedan igual, sobre todo la textura que se obtiene no resulta óptima".

Asimismo expresó que hay que mantener los precios acordes con la época y sin subirlos arbitrariamente, porque siempre recuerdan un consejo de su madre: "se come todos los días y no uno solamente".

Calidad ante todo


No importa el tiempo que les lleve en el día preparar sus tortas, recetas que les enseñó a confeccionar una señora que conocieron las hermanas Suárez. La calidad es lo más importante, por tal motivo, la delicadeza que se impone en cada encargo ha hecho que los hijos y nietos de sus primeros clientes mantengan la tradición de saborear las tortas con el mismo gusto que lo hicieron sus antecesores.

Otras Noticias:


PRIVACIDAD | ACCESIBILIDAD

© 2004 VenezuelaA - La Revista de divulgación Nacional de Venezuela
info@venezuelaa.com
Caracas - Venezuela